Beat Beat Box al proporcionar ganchos de cuerno para Diplo, Jason Derulo

Ori Kaplan, líder del colectivo Balkan Beat Box, un crisol de razas con sede en Tel Aviv, reconoce que Jason Derulo, cuyo enorme éxito de 2014 Talk Dirty fue impulsado por un ritmo de trompeta muestreado de las bandas Hermetico, hizo que su música fuera accesible para el público en general, pero él quiere asegúrese de dar crédito donde se debe.

Explorar

Explorar

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

En realidad, el primer tipo [de la corriente principal] que nos descubrió y trató de comunicarse con nosotros y poner nuestro sonido en el mundo del pop fue Diplo, le dice a Nosotros desde Tel Aviv antes de la gira estadounidense de Balkan Beat Box, que llega a Los Ángeles Troubadour el martes por la noche. (20 de septiembre). Y lo primero fue [cuando] nuestra canción Bulgarian Chicks apareció en Mac Miller[s Goosebumpz].

Relacionado

Lady Gaga en conversaciones para unirse a Joaquin Phoenix en el musical 'Joker 2'

Dicho esto, Kaplan aprecia cuánto golpeó Derulos fue un cambio total para la banda. Básicamente, nos dio el poder de tomar las cosas en nuestras propias manos, dice. Comenzamos nuestro propio sello y volvimos a poner dinero en la banda para poder hacer videos y apoyar singles cuando salieran. Nos dio libertad artística para seguir siendo este taller artístico que somos.

Portada de Billboard: Jason Derulo sobre el éxito de Talk Dirty (a pesar de la desaprobación de su madre)

Es bastante sorprendente que hoy en día, una muestra de una canción pueda tener un impacto tan grande en la carrera de una banda, pero, de nuevo, Balkan Beat Box no es una banda tradicional, ni los miembros de la banda son exactamente recién llegados. La banda comenzó en la ciudad de Nueva York hace más de una década, con el objetivo de llevar la música étnica tradicional a las masas. Su sonido vagamente del Medio Oriente está influenciado por todo, desde la percusión africana hasta el Klezmer, y su próximo álbum Shout It Out (a la venta el 11 de noviembre) continúa la tendencia de estar igualmente en casa en una pipa de agua y en un bar de encuentros.

Kaplan sabe cómo caminar por esa línea. Estábamos haciendo funk y nos gusta la [música] africana y latina, dice. Estuvimos apasionadamente involucrados con tantos tipos diferentes de música. Y cuando nos sentamos con productores en Los Ángeles, no necesariamente siempre es lenguaje pop [lo que traemos]; es pensar en cómo dar forma a la música, cómo usar diferentes raíces o incrustar [ganchos] en la parte posterior de nuestras orejas y simplemente traer eso a la sesión.

Por supuesto, con una voz tan única y multiétnica viene el discurso político y, aunque Kaplan no termina directamente sus pensamientos, queda claro por su tono cuál es su posición sobre las elecciones presidenciales de EE. UU. Es muy tormentoso en este momento y las cosas están al borde del absurdo, básicamente. Quiero decir, si Trump gana, se apaga y luego continúa. Me sorprende que no haya más artistas para hablar de eso antes de los shows y no sobre lo que está pasando, lo loco que es.

Siento que la música puede cambiar la mentalidad de las personas, dice. Es más como un tipo de cosa de penetración lenta, pero es muy importante. ¿Dónde estaríamos sin escuchar a Bob Marley o John Lennon?

Video:

Similar Articles

Most Popular